Internet de las cosas protagonizará la cuarta revolución de internet

Internet de las cosas protagonizará la cuarta revolución de internet

Después de hablar mucho sobre Big Data, EMC publicó un estudio en el cual analizan las fuentes, los usos y el futuro de los datos en el universo digital. La investigación fue desarrollada por IDC con el financiamiento de la compañía de almacenamiento de Massachusetts. La cantidad de datos aumentará 40% cada año por la próxima década, con la posibilidad de llegar a 44 zettabytes en 2020.

CADA AÑO, LA CANTIDAD DE DATOS CRECERÁ 40%

Las fuentes de los datos también aumentarán sustancialmente. En este momento, los dispositivos móviles inteligentes –smartphones, tabletas, etc.– son los grandes motores de crecimiento. Sin embargo, EMC espera que los millones de sensores en el llamado ‘internet de la cosas’ empiecen a generar más información. Estas nuevas fuentes presentan nuevos retos para las empresas, y las que sepan aprovecharlas se quedarán con las grandes recompensas.

La información no para de crecer.

Además, los países emergentes tomarán un papel más importante. Se espera que entre el 2013 y el 2020 la relación de información proveniente de países en desarrollo llegue a 60%. En este momento, los países desarrollados generan el 60% de los datos. La relación cambiará a medida que internet se dispare en diferentes partes del mundo y empiecen a funcionar más servicios en los países menos desarrollados.

Aparte de la geografía, también se espera una optimización en el uso de los datos. EMC estima que solo el 22% de la información del universo digital es adecuada para analizar. Esto quiere decir que tiene las etiquetas adecuadas y está debidamente categorizada. De este 22%, solo el 5% es analizado. Se espera que para el 2020, este porcentaje crezca y quede en 35% gracias a que las organización serán más conscientes del valor de los datos.

HOY SOLO SE ANALIZAN EL 5% DE LOS DATOS

El crecimiento tan agitado de la información necesita ir acompañado de su seguridad. Después de los variados escándalos, tanto de la NSA como de los piratas informáticos, las organizaciones tienen la responsabilidad de garantizar la integridad de la información que generan y que almacenan. La investigación encontró que en 2013 el 40% de los datos requería algún tipo de protección. Sin embargo, solo el 20% la recibía. Aunque el estudio no pronostica ningún aumento, el simple hecho que la mitad de la información carezca de un nivel adecuado de protección es preocupante.

El crecimiento del internet de las cosas

EMC cree que el crecimiento del internet de las cosas será la cuarta gran revolución digital. La primera fue cuando las cámaras digitales reemplazaron la fotografía tradicional. El segundo gran cambio se dio cuando la telefonía pasó de mundo análogo al mundo digital. La tercera revolución fue la digitalización de la televisión. Ahora, se espera que el internet de las cosas protagonice la cuarta revolución y se convierta en uno de los motores más importantes de crecimiento de la información.

En este momento estamos cerca de tener 20.000 millones de sensores en las ‘cosas cotidianas’. Los científicos esperan que para el 2020 este número aumente sustancialmente; se dice que podrían llegar al billón de sensores en los próximos 10 años. Obviamente, no todos estos sensores están conectados a internet transmitiendo información. EMC encontró que actualmente solo 14.000 millones están conectados a internet. Esta cifra se doblará y llegará a unos 32.000 millones de sensores conectados.

Las empresas tienen que ajustar sus sistemas para que puedan escalar y manejar la nueva cantidad de información que llegará. También es necesario que se implementen las herramientas adecuadas para sacarle provecho a esta nueva fuente de datos. De nada sirve tener muchos datos, almacenarlos y que se ‘pudran’ en una bodega. Los datos solo tienen valor cuando se analizan y ayudan a tomar decisiones. Los datos son como el petróleo; necesita una transformación para tener un valor real.

El estudio sugiere que las oportunidades de negocio con la explosión de datos son importantes y las compañías tienen que identificarlas con anterioridad para responder y aprovechar la situación.

La nueva información tiene que crear nuevos modelos de negocio en los cuales se aproveche la velocidad para responder a las necesidades de los clientes, se mida las condiciones del mercado y se pueda mejorar la operación del negocio. Por otro lado, la información tiene que llegar en tiempo real para que las aplicaciones de misión crítica puedan responder con mayor velocidad al ambiente que rodea la organización. Esto permite tomar mejores decisiones y responder a los cambios con más agilidad.

La analítica de datos también permite identificar nuevas fuentes de ingresos. Los gerentes de TI tienen la obligación de integrarse más con la estrategia de las organizaciones para encontrar nuevas oportunidades de negocio. Internamente, el internet de las cosas le va a permitir a los gerentes ver la operación de su negocio desde cualquier lado del mundo. Esto debería permitir una gestión mejor que pueda responder a las necesidades reales del negocio.

Compartir novedad!?Email this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on TumblrShare on LinkedIn

Sin Comentarios

Comentar